Abastecimientos individuales y domiciliarios

Abastecimientos individuales y domiciliarios

Información para los usuarios sobre los requisitos sanitarios de los abastecimientos de agua de consumo no incluidos en el ámbito de aplicación del Real decreto 140/2003

INFORMACIÓN PARA LOS USUARIOS SOBRE LOS REQUISITOS SANITARIOS DE LOS ABASTECIMIENTOS DE AGUA DE CONSUMO NO INCLUIDOS EN EL ÁMBITO DE APLICACIÓN DEL REAL DECRETO 140/2003

Todas aquellas aguas de consumo humano procedentes de un abastecimiento individual y domiciliario o fuente natural que abastezca como media menos de 10 m3 diarios de agua, o que abastezca a menos de cincuenta personas, están excluidas del ámbito de aplicación del Real decreto 140/2003, excepto cuando se perciba un riesgo potencial para la salud de las personas derivado de la calidad del agua. En este caso la autoridad sanitaria requerirá a la administración local que adopte, para estos abastecimientos, las medidas necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en este Real decreto.

Por lo anteriormente expuesto, una zona de abastecimiento no incluida en el ámbito de aplicación del Real decreto 140/2003, debe distribuir igualmente, agua apta para el consumo humano. Para esto, aunque no esté obligada a cumplir todos los requerimientos que incluye el Real decreto 140/2003, deben mantener unas condiciones sanitarias mínimas idóneas de sus infraestructuras y realizar unos controles mínimos para poder garantizar un agua de calidad.

Por otra parte, el ayuntamiento es responsable de asegurar que el agua suministrada a través de cualquier red de distribución, cisterna o deposito móvil en su ámbito territorial sea apta para el consumo en el punto de entrega al consumidor.

La Consellería de Sanidad para garantizar que estos abastecimientos distribuyan un agua apta para el consumo humano, recomienda que este tipo de abastecimientos cumplan con los siguientes requisitos sanitarios.

 

Requisitos sanitarios de las captaciones

Deberán contar con unas condiciones estructurales mínimas que impidan la contaminación del agua extraída. Asímismo, estas captaciones propias deberán tener la concesión/autorización administrativa emitida por el organismo de cuenca.

 

Requisitos sanitarios de los depósitos

La situación y construcción de los depósitos deberán ser adecuados, con el fin de evitar la contaminación del agua. Siempre deberán estar situados por encima de la red de saneamiento. Estarán construidos con materiales adecuados para estar en contacto con el agua.

Se recomienda limpiar los depósitos una vez al año. Esta limpieza consistirá en vaciamiento del deposito, eliminación por medios mecánicos de partículas sedimentadas e incrustaciones, reparación de estructuras dañadas, limpieza y desinfección con productos autorizados, aclarado con agua, relleno y puesta en funcionamiento del depósito con niveles adecuados de desinfectante residual.

 

Requisitos sanitarios de los tratamientos

Todas las aguas de consumo humano distribuidas al consumidor deben ser desinfectadas. Cuando la desinfección sea mediante un sistema de cloración, se recomienda un sistema automático y los subproductos derivados de la desinfección deberán tener los niveles más bajos posibles, sin comprometer en ningún momento la eficacia de la desinfección. Se recomienda que el desinfectante esté en contacto con el agua durante 20-30 minutos como mínimo.

 

Requisitos sanitarios de las redes de distribución

Las redes de distribución estarán construidas con materiales adecuados para estar en contacto con el agua. Deberán conocerse los materiales de construcción de las redes de distribución de estas zonas de abastecimiento.

 

Requisitos sanitarios de las instalaciones interiores

Al igual que las redes de distribución, las tuberías de las instalaciones interiores estarán construidas con materiales adecuados para estar en contacto con el agua.

 

Sustancias empleadas para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano

Los productos utilizados para el tratamiento de desinfección del agua de consumo humano o del agua destinada a la producción de agua de consumo humano, deberán cumplir con la normativa específica de biocidas y productos químicos. Para más información pueden consultar la página web de la Consellería de Sanidad y Ministerio de Sanidad.

https://www.sergas.es/saude-publica?idcatgrupo=11037

https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/saludamblaboral/prodquimicos/home.htm

 

Requisitos de los laboratorios que realizan analíticas

Para garantizar la validez de los resultados analíticos, los laboratorios que realicen las analíticas de agua y superen la determinación anual de 5000 muestras de agua de consumo, tendrán todos los métodos de análisis acreditados por la norma UNE EN ISO/IEC-17025.

Aquellos que no superen las 5000 muestras, y que no tengan todos los métodos de análisis acreditados por esta norma, deberán haber implantado, como mínimo, un sistema de calidad que estará validado ante una unidad externa de control de calidad que realizará periódicamente una auditoría. Asimismo, los métodos empleados estarán validados y documentados de conformidad con la UNE EN ISO/IEC-17025.

 

AUTOCONTROLES RECOMENDADOS

Análisis inicial del punto de captación.

Es importantísimo conocer la calidad del agua de partida, por lo que es necesario tener una analítica de la captación con los siguientes parámetros: Escherichia coli, Clostridium perfringens (incluidas las esporas), aluminio, arsénico, hierro, nitratos, nitritos, bacterias coliformes, amonio, color, conductividad, manganeso, oxidabilidad, pH, Turbidez, Radiactividad_Actividad alfa, Radiactividad_Actividad beta y Radiactividad_Radon.

 

Análisis diario del agente desinfectante

Se recomienda un análisis diario del agente desinfectante.

 

Análisis de control en la red

Se recomienda realizar un control anual que incluya los siguientes parámetros: olor, color, sabor, turbidez, conductividad, pH, amonio, nitratos, Echerichia coli, bacterias coliformes, trihalometanos, Clostridium perfringens, recuento de colonias a 22ºC..

En función de los resultados de la analítica del agua de captación, o por las características particulares del abastecimiento, para evitar riesgos para la salud, puede ser necesario incluir algunos parámetros más en los análisis de control (radiactividad, arsénico, aluminio, hierro o manganeso por ejemplo).

 

Análisis completo en la red de distribución

Se recomienda realizar una analítica en red de distribución cada 5 años, que incluya como mínimo los siguientes parámetros: Escherichia coli, Clostridium perfringens (incluidas las esporas), aluminio, arsénico, hierro, manganeso, antimonio, cadmio, cobre, níquel, nitratos, nitritos, bacterias coliformes, amonio, color, conductividad, oxidabilidad, pH, turbidez, plaguicidas, Radiactividad_Actividad alfa, Radiactividad_Actividad beta y Radiactividad_ Radon.

Para más información sobre aguas de consumo, acceder a los siguientes enlaces:

https://www.sergas.es/saude-publica/Augas-de-consumo

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/saludAmbLaboral/calidadaguas/consumoHumano.htm