XERMOLA (Plan para prevención de la obesidad infantil en Galicia)

XERMOLA (Plan para prevención de la obesidad infantil en Galicia)

Plan_xermola_20180313.png

 

En abril de 2013, el Parlamento de Galicia instó a la Xunta de Galicia, a través de una proposición no de ley en pleno a que "se elabore y ponga en marcha un plan de lucha contra la obesidad infantil, alineado con la estrategia de la Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea y el Gobierno del Estado que, liderado por la Consellería de Sanidad y con la colaboración de todos los departamentos de la Xunta de Galicia que sea preciso, permita garantizar el mejor nivel de salud presente y futura de nuestros niños y niñas".

Este documento, elaborado bajo el liderazgo de la Consellería de Sanidad, es la respuesta del Gobierno de la Xunta de Galicia a este requerimiento, y tiene por objetivo ordenar las iniciativas para luchar contra uno de los mayores problemas de salud que tenemos por delante, que amenaza la salud actual y futura de las nuevas generaciones de gallegas y gallegos.

Tras un proceso de análisis profundo del que se vino a llamar la epidemia del siglo XXI, se pusieron en marcha 5 grupos de trabajo, bajo la coordinación de sendos profesionales de reconocido prestigio, que reunieron a casi 50 expertos. Además, se diseñó y se ejecutó un estudio de prevalencia de sobrepeso y obesidad en nuestros jóvenes y, cuyos primeros datos, aún preliminares pero ya consistentes, apuntan a que por lo menos un tercio de ellos sufren sobrepeso u obesidad.

El Plan de prevención de la obesidad infantil, que denominamos "Plan Xermola" y que tengo el placer de presentar es el resultado del trabajo de estos grupos. Se concreta en 13 líneas de acción y 34 intervenciones agrupadas en cinco estrategias, que cobren, desde el principio de la multisectorialidad, prácticamente todos aquellos aspectos que, con la evidencia actual, pueden influír en la lucha contra la obesidad infantil.

También asume, y creo que es importante, que, aunque el abanico de expertos que participó en su elaboración es extraordinariamente amplio, resulta imposible recoger todas las aportaciones de valor que se pueden hacer, por lo que será una iniciativa siempre abierta a nuevas aportaciones, eso sí, y como es natural, con la condición de que sean debidamente justificadas.

Finalizo trasladando mi agradecimiento a todas las personas, instituciones y empresas, que contribuyeron con su experiencia a la redacción del Plan Xermola, al tiempo que solicito un esfuerzo colectivo para conseguir desarrollar las iniciativas que contiene para que, entre todos, consigamos los objetivos propuestos.